En Varela los concejales hicieron oídos sordos ante la denuncia de vecinos por zona roja de Altamira

Sin embargo, los ediles de la ciudad de Mar del Plata escucharon a las familias y le solucionaron la problemática que vivieron por años: Aprobaron un proyecto para una “zona roja” y se establecen multas y arrestos

La Colmena en su última edición hizo referencia a que familias de las calles Camino General Belgrano, Luis Braile y Bombero Galarza de El Cruce Varela están hartos de presenciar escándalos de las mujeres trans desde hace muchos años. No hubo respuesta ni del municipio ni de ningún concejal de Florencio Varela para solucionar el problema que viven los vecinos y que no tienen paz.
Cabe agregar que en la ciudad de Mar del Plata se aprobó un proyecto que sí, dio respuesta al problema de muchos vecinos tienen desde hace años como en nuestro distrito: la presencia de una zona roja en la puerta de sus casas.
Es así que el Concejo Deliberante de Mar del Plata aprobó -por mayoría- un proyecto que estipula que debe haber un lugar específico identificado como “zona roja” para ofrecer servicios sexuales en la vía pública. La iniciativa contempla multas y arrestos para los que no respeten las áreas y horarios que se determinarán para ejercer la prostitución en la ciudad.
La iniciativa, impulsada por el oficialismo de Juntos por el Cambio, supone la creación de un Programa Zonas Seguras de Protección Integral “a fin de promover medidas focalizadas para la prevención de la violencia y los delitos en las zonas del Partido de General Pueyrredon donde se ejerza la prostitución”.
La ordenanza busca la prevención de la violencia y los delitos en las zonas donde se ejerza la prostitución, se informó.
De esta manera, el proyecto establece que la oferta y/o demanda de sexo en la vía pública solo podrá llevarse a cabo en los lugares y horarios específicamente habilitados por el Departamento Ejecutivo Municipal. “No podrá llevarse a cabo en lugares en los que hubiere vecinos frentistas con residencia domiciliaria”, se precisó.
El último viernes, tras su aprobación, el intendente Guillermo Montenegro celebró la noticia en su perfil de Twitter, y afirmó: “[La medida] le da más herramientas a la Justicia y la policía para que puedan actuar”. “De esta forma, se da respuesta a un problema que muchos vecinos de la ciudad tienen hace años: la presencia de la Zona Roja en la puerta de sus casas”, remarcó.
Y apuntó: “Mi responsabilidad es trabajar para mejorar la calidad de vida de todos los vecinos, y que entre todos podamos construir una ciudad más segura y ordenada”.
En este contexto, autoridades fijaron un plazo de 45 días corridos a partir de la publicación de la norma para la recepción de solicitudes o la realización de reuniones para la determinación de los lugares y horarios en que se podrá ejercer la prostitución en la vía pública. Una vez cumplido el plazo, el municipio de Mar del Plata podrá determinar los puntos sin mayores trámites.
Con este proyecto, si se comprobara la oferta y/o demanda de sexo en lugares y horarios no habilitados, se impondrá multas que pueden escalar a más de 600 mil pesos. Además, también se podría evaluar un arresto de entre cinco y 30 días.

La respuesta de trabajadoras sexuales
Horas después de la aprobación del Concejo Deliberante, agrupaciones de trabajadoras sexuales comunicaron que presentarán ante el intendente Guillermo Montenegro dos lugares.
La Red por el Reconocimiento del Trabajo Sexual y la Red de Personas Viviendo con VIH, a través de un comunicado difundido en sus redes informaron que presentarán, ante el poder Ejecutivo local, dos lugares que pueden funcionar desde su punto de vista como “zona roja” en esta ciudad balnearia.
“El primer lugar consideramos que podría ser una zona que hay un depósito de cereales sobre al avenida Luro, entre las calles Chile y Tierra del Fuego, unos 300 metros, que no hay frentistas. También por la avenida Champagnat hay muchas cuadras donde no hay viviendas”, señalaron.
Victoria Disalvo, referente de Reconocimiento del Trabajo Sexual, advirtió: “No estamos en contra de una regulación, pero la queremos sin criminalización. Entendemos que esta regulación nos está reconociendo como trabajadoras, pero vemos que nos imponen reglas y no tenemos ningún derecho”.
Y agregó: “Sabemos que el Municipio busca poner fin a la problemática de las zonas rojas en la ciudad y que quede establecido un lugar especifico, pero no queremos una policía con poder punitivo, que ya sabemos que muchas veces ejercieron violencia”.

EN FLORENCIO VARELA
En los barrios Altamira y San Emilio desde que comienza a caer el sol hasta las madrugadas de todos los días, y aseguraron que en distintas casas y en diferentes horarios, las travestis, entre peleas, gritos y golpes, atentaron contra algunas viviendas, tirándoles piedras y rompiendo algunos portones. Dijeron a La Colmena que presentaron notas ante las autoridades correspondientes, pero que no tienen respuestas.

Comentarios
Compartir

La Colmena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

Florencio Varela: Reparación programada sobre cañería de agua

Vie Jul 1 , 2022
ABSA informó que durante la jornada de mañana, sábado 02 de julio, se realizará la reparación de dos pérdidas de agua en calle Esmeralda y Trenque Lauquen, Florencio Varela. Los trabajos se realizarán sobre una cañería de 100 milímetros, ubicada frente al edificio 109 del barrio Presidente Perón. Para la […]

5-8-2022