Compartir

Otro problema más para Victoria Donda. El día de hoy Paula Montenegro, la actual ex delegada de la zona sur del Conurbano del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, el INADI, presentó su renuncia a dicho cargo por medio de la siguiente carta donde detalla los motivos:
«El 2020 me encontró como a todxs enfrentando una pandemia que nos vino a dar vuelta el tablero. En ese contexto me tocó asumir la responsabilidad de ser delegada de la zona sur del Conurbano del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, el INADI, cargo que enfrenté con mucho entusiasmo, ilusiones y repsonsabilidad y al que hoy renuncio. Después de cuatro años de gestión macrista el instituto estaba vaciado, menospreciado, sostenido por sus trabajadores y trabajadoras que intentaban defender con dignidad un instituto necesario y fundamental para una sociedad que quiere erradicar la violencia por causas de discriminación en todas sus formas. Desde mi llegada al Instituto junto a Natalia López, delegada de la provincia de Buenos Aires, y lxs trabajadorxs de las delegaciones bonaerenses, nos pusimos al hombro la tarea de hacer llegar el INADI a cada barrio. Acompañamos los operativos DetectAR con la campaña “Barrios sin discriminación”, organizamos los Foros de la provincia de Buenos Aires para constituir un nuevo Plan Nacional contra la Discriminación y con las oficinas cerradas continuamos la atención a las denuncias que seguían ingresando. Durante meses muy difíciles, poniendo el cuerpo a la pandemia y a la compleja situación de nuestro país, nos dedicamos a hacer crecer el INADI, con pocos recursos y sin el acompañamiento ni reconocimiento de la gestión central del Instituto sobre la base, además, de constantes maltratos y hostigamientos por parte de la titular del organismo Victoria Donda. Quien, desde el desconocimiento del trabajo de las delegaciones, con formas violentas y sin argumentos, entorpeció, desconoció y ninguneó el trabajo que se estaba llevando a cabo.
En ese contexto tomé la decisión de buscar un nuevo espacio que permita construir esos sueños colectivos que ponen en marcha nuestra razón de militar.
El nuevo año nos encuentra con nuevos retos, seguramente será complejo pero lo enfrentaremos con responsabilidad, con compromiso, con militancia y amor por nuestro pueblo. Las transformaciones nunca llegan solas, se dan con una sociedad organizada, con una marea que conquista luchas en la calle, con los movimientos sociales en los espacios de decisión, y con un gobierno que busque poner en marcha el motor de la política para conquistar siempre más derechos para las grandes mayorías. En este camino me encuentro hoy, le deseo a mis compañerxs del INADI un año mucho mejor que el que tuvimos que atravesar y que las condiciones de trabajo mejoren pronto» , finalizó el comunicado  enviado a la prensa.

Comentarios
Compartir