Compartir

Los obispos de Quilmes Carlos José Tissera y Marcelo Julián (Maxi) Margni se unen a la oración del pueblo de Florencio Varela y al dolor de la familia del ex intendente Julio Alberto Carpinetti, quien falleció este domingo 29 de noviembre.

Los padres obispos quieren saludar también a las autoridades del municipio e invitan a la comunidad diocesana a rezar por el eterno descanso del ex intendente de Florencio Varela, y por la fortaleza de sus seres queridos: «El Buen Padre reciba a Julio Alberto en su casa y dé consuelo a su familia, amigos y a todos los que lo conocieron».

Comentarios
Compartir