Compartir

El médico personal durante 33 años dio su opinión y consideró que el Diez no tendría que haber estado en su casa tras la operación del hematoma subdural.
“Tenía que estar que estar internado en una institución clínica con atención permanente. No tenía que estar en su casa». El que habla es el Dr. Alfredo Cahe, quien compartió 33 años con Diego Armando Maradona y que en el último tiempo había sido convocado por el actual médico personal, Leopoldo Luque, para tratar el cuadro de abstinencia que sufría desde la operación quirúrgica en la Clínica Olivos.
En diálogo con FM Delta 90.3, Cahe reveló que “no era difícil el manejo pero había que darle cosas claras». Y agregó: “Estuve permanentemente al lado de Diego y una de las cosas que menos consumió fue cocaína».
» Durante la entrevista, el reconocido médico indicó que Diego “sufrió mucho, amo mucho y cuando tenía un traspié futbolístico recaía en su adicción”. Además, destacó la figura de su amigo y representante Guillermo Coppola porque “siempre estuvo presente y lo ayudó”.
El técnico de Gimnasia se había mudado al barrio privado Villanueva, en Tigre; donde seguía un tratamiento por su cuadro de abstinencia.

Diego había sido operado a principios de noviembre por un hematoma en la cabeza y los médicos confirmaron que la intervención se realizó sin complicaciones. La lesión había sido detectada por los estudios que le practicaron en el Sanatorio Ipensa de La Plata y posteriormente fue trasladado en ambulancia a la Clínica Olivos, donde Leopoldo Luque, su médico personal -y además neurocirujano- estuvo al frente de la intervención. in embargo, el entrenador del Lobo se descompensó y sufrió un paro cardíaco en el mediodía de este miércoles, pero no resistió y no pudo ser reanimado por las nueve ambulancias que se acercaron hasta el lugar.
(fuente 0221.com.ar)

Comentarios
Compartir