Compartir

El jefe comunal -Andrés Watson- participó de la campaña organizada por el Hospital de Alta Complejidad en Red “El Cruce – Néstor Kirchner” para conmemorar el Día Nacional del Donante Voluntario de Sangre.
La máxima autoridad distrital remarcó que “promover la donación de sangre como práctica habitual, voluntaria, solidaria y anónima resultó imprescindible para fomentar un estilo de vida saludable en la comunidad”.
Posteriormente, subrayó la relevancia de “concientizar a la ciudadanía” sobre temáticas trascendentales en el ámbito sanitario “para tomar dimensión de su importancia e incorporar nuevos hábitos”.
La prestigiosa institución, ubicada en la zona del Cruce Varela, organizó una colecta de sangre en búsqueda de incrementar la cantidad de donantes, fidelizar a quienes adquirieron la conducta e informar sobre la importancia y los beneficios de la acción.
El director Ejecutivo del hospital, Ariel Sáez de Guinoa, enumeró los motivos que ocasionaron la instauración de la fecha para recordar la primera transfusión en nuestro país y reivindicar la labor efectuada por el Doctor Luis Agote.
“La lógica restricción de la circulación en la entidad debido a la pandemia más el miedo de las personas a atenderse en las instituciones generaron un récord negativo: dos días sin donantes. Nunca había sucedido”, reveló el integrante de la comisión directiva quién determinó aplicar medidas junto al equipo de medicina transfusional para revertir el mencionado escenario. “Una de las respuestas fue crear este tipo de campañas, tanto internas como externas con inmensa repercusión”, cerró.
El itinerario
Destinaron un sector en la zona frontal del predio donde armaron puestos para la atención al público que ingresaba al lugar tras la correspondiente medición de temperatura corporal más la colocación de alcohol en gel sobre sus manos.
En la primera parada, el personal requería los datos para completar los formularios pertinentes. En el siguiente stand, controlaban los signos vitales. Superada esa instancia, llegaba una breve entrevista médica. El recorrido culminaba en el área asignada para la extracción sanguínea.
Un acto solidario y desinteresado
Alejandro Collia, subsecretario de gestión de Servicios e Institutos de la Secretaría de Calidad en Salud del Ministerio de Salud de la Nación, remarcó el valor de visibilizar la jornada para “terminar con una lógica de donación por reposición y modificarla a una donación social en sintonía con políticas de Estado”. “Adjudicándole un sentido global a una acción individual, marcaremos un rumbo distinto a la sociedad en una temática sumamente importante para las prestaciones sanitarias”, afirmó.
En sintonía, el asesor de la Dirección Nacional de Sangre y Medicina Transfusional de la Secretaría de Calidad en Salud del Ministerio de Salud de la Nación -Daniel Fontana- relató la transformación del sistema a partir de una determinación política que incrementó la cantidad de donantes en Argentina desde 2002 en adelante. “Una visión humanística de la medicina transfusional permitió ampliar los horizontes de la especialidad en el mundo con un concepto interdisciplinario para edificar una sociedad más sana”, detalló.
Por último, el asesor de los Sistemas y Servicios de Salud de la Organización Panamericana y la Organización Mundial de la Salud -Javier Uribe- señaló tres ejes clave para fortalecer la donación voluntaria en la Argentina: “gratitud a los donantes por su generosidad; seguridad para asumir el compromiso de ejecutar intervenciones con todos los protocolos para resguardar tanto al personal como a las personas; responsabilidad de un uso adecuado de la sangre”.
“Punto EQ”: nuevo espacio
El intendente junto a las autoridades del hospital, funcionarios nacionales y provinciales recorrieron el flamante módulo externo para cuidados multifuncionales que comenzó a operar con la colecta de sangre. “Inauguramos un sitio muy amigable y confortable para ofrecer todo tipo de servicios con celeridad”, especificó Guinoa.

Comentarios
Compartir