Compartir

“Cada vez que voy al mercado frutihortícula de la zona me encuentro con aumentos en todas las frutas y verduras. La verdad no se puede más, es una locura, le dijo el dueño de una verdulería a una clienta que observó asombrada los precios de los morrones rojos a $400 el kilo, verdes $300, tomate $ 250, manzana $200, y mandarinas $120. La clienta que estaba decidida a comprar variados productos, solo llevó 1 morrón, 3 tomates, y 1 kilo de mandarinas. «Este año se siente más porque el bolsillo está complicado», dijó. Y además agregó que todo suma al igual que el kilo de carne que también está por las nubes, no baja de $350.
Los verduleros insisten en que el problema es estacional y que «pasó toda la vida» y anticipan que en dos semanas, cuando aumente la oferta de los

productos que más se dispararon, deberían empezar a bajar los precios”.
Pero el valor de un insumo infaltable para la ensalada (tomates) se multiplicó casi por 2,5 desde fines de agosto sin parar. Casos como ese empiezan ya se propagaron en distintas verdulerías de Florencio Varela, y la lista se extiende también a la zanahoria, actualmente a $120, casi el doble que hace un mes. Si fuera un activo no perecedero, invertir en kiwis sería una buena opción: actualmente el kilo cuesta $350, o casi u$d 3, al tipo de cambio oficial (con impuesto «solidario» y todo).

Juan, dueño de una verdulería en Villa Vatteone, detalló en diálogo con este medio que es una actividad «completamente estacional» por lo que cuando escasea un producto el valor se eleva. No obstante, aclaró que a diferencia de lo que ocurre en otros mercados, cuando la oferta crece, «baja el precio».
Según detalló ante la consulta, en este momento las hortalizas en general están muy caras. Por caso, además del tomate y el morrón («llegó a estar muy caro y ahora está bajando un poco», dijo) también es alto el valor de la papa, uno de los productos más habituales en la mesa de los argentinos. Actualmente, la papa está llegando a las verdulerías de Florencio Varela desde los mercados concentrados, lo que encarce su valor. Y el morrón y tomate llega de Salta y Corrientes. Además por el gasto de transporte, quien remarcó que en dos semanas la oferta debería aumentar y, por ende, bajará el precio.
El dueño de la verdulería aclaro que “generalmente en esta época del año se aumenta el precio del tomate y el morrón, Sin embargo, admitió que en el contexto de la extensa cuarentena y las dificultades económicas que se produjeron «se siente más porque el bolsillo de la gente está complicado». Por otra parte, en 15 días empieza la producción de frutas de carozo, especialmente durazno, cereza y ciruela, y por eso estamos esperando que los precios no estén por las nubes.

Comentarios
Compartir