Compartir

“La respuesta de los vecinos y vecinas superó las expectativas depositadas en una iniciativa que involucró a toda la comunidad con una misión noble: colaborar con familias que necesitaban ropa de abrigo, calzado o frazadas para resguardarse de las bajas temperaturas”, describió el intendente, Andrés Watson, tras recorrer el Centro de Veteranos de Guerra “Héroes de Malvinas” donde clasificaban las donaciones recolectadas durante la campaña “Ayúdanos a Ayudar”, según una gacetilla de prensa enviada a los medios locales.

El jefe comunal destacó la generosidad y el compromiso de quienes estaban abocados a una tarea que requirió de distintas etapas tras recibir las prendas: desinfección, lavado, ordenamiento según talles más pequeños arreglos hasta quedar listas para su distribución.

“Desde el recorrido efectuado por los Bomberos Voluntarios en un circuito a través de diferentes barrios para recoger la indumentaria, la instancia de limpieza y armado de los paquetes, hasta su entrega fueron fases de un procedimiento que respetó las recomendaciones sanitarias vigentes debido a la pandemia por coronavirus”, resaltó la máxima autoridad distrital otorgándole una importancia aún mayor a la acción desarrollada en un contexto inédito.

La logística en el período inicial exhibió un alcance de 240 personas. Estipularon la adjudicación de los combos en 65 escuelas radicadas en 17 barrios: Pico de Oro, Villa Argentina, Zeballos, Villa Vatteone, La Esmeralda, Kilómetro 26700, Gobernador Costa, La Sirena, El Parque, El Alpino, Bosques, Presidente Perón, Malvinas, San Nicolás, Luján, Santa Ana y Villa Angélica.

“Afortunadamente, la donación fue enorme. Armar cada kit requirió mucho tiempo. Creamos dos turnos divididos en grupos con ocho integrantes para acelerar el proceso y cumplir el objetivo”, describió Sara Echague, Directora en el Jardín Municipal N°12.

Tras recibir una capacitación especial sobre normas de bioseguridad, las ayudantes y los colaboradores activaron un estricto protocolo que estableció la utilización de cofias, camisolines, ambos, guantes más barbijo o tapaboca. Para mantener la distancia prudencial, emplearon mesas: así formaron sectores con labores exclusivas.

“Cada establecimiento educativo envió una nomina con las características del grupo familiar: cantidad de miembros, edades y talles. En base a esa información, buscábamos la vestimenta adecuada para elaborar el paquete de manera personalizada”, explicó la docente.

Carlos Orsini, secretario de la institución que cedió un sector en sus instalaciones para funcionar como epicentro del proyecto, remarcó el resultado satisfactorio de la articulación entre los distintos efectores por un bien común para una intervención efectiva ante la necesidad de los y las varelenses. “Ayer, defendimos a la Patria; Ahora, servimos a la sociedad”, afirmó.

La secretaria de Educación -Andrea Digiobanni- y el representante de la organización Varela Solidaria -Justo Lamas- acompañaron al mandatario comunal durante su recorrida», finalizó el comunicado.

Comentarios
Compartir