Compartir
El asesinato de Nancy Paola Pereyra es el femicidio número 24

El asesinato de Nancy Paola Pereyra es el femicidio número 24 desde que comenzó el aislamiento social, preventivo, y obligatorio por la pandemia del coronavirus, que este sábado transcurre por su jornada número 29.
El último caso se había conocido este viernes y tuvo como víctima a María Solange Diniz Rabela, una joven de la comunidad mbyá, que fue asesinada y quemada por su pareja, el cacique de la aldea, el domingo en Misiones. El hombre, identificado como Marcelo Núñez, había querido hacer pasar la muerte de la chica como un caso de coronavirus y por eso justificó la incineración. Quedó detenido.
El sangriento hecho:
Un nuevo femicidio durante esta cuarentena se produjo el viernes por la noche, cuando un hombre llegó a la casa de su ex mujer y tras una discusión le disparó en la cara con una escopeta y la mató. El agresor estuvo a punto de ser linchado por los vecinos de la víctima, pero llegó la policía.
Una mujer de 36 años fue asesinada de un escopetazo en la cara y por el crimen detuvieron a su ex pareja luego que los vecinos de la víctima intentaron lincharlo, en el partido bonaerense de Florencio Varela, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho fue cometido anoche en la puerta de una casa de la calle Paisano 548, en el barrio Don José, donde se encontraba la víctima, identificada como Paola Pereyra, junto a su actual novio y sus tres pequeños hijos.

Fuentes policiales informaron que en ese momento su ex marido, llamado Mario Ernesto González, tocó la puerta de la vivienda con la excusa de llevarle alimentos para los niños.

La mujer salió a la entrada del inmueble y comenzó una discusión hasta que el hombre sacó de su campera una escopeta, tras lo cual efectuó un disparo que impactó a la víctima directamente en el rostro.
Según las fuentes, del interior de la casa salió su actual pareja y se trenzó en lucha con el agresor, quien pudo escapar ante la mirada de vecinos que intentaron detenerlo para lincharlo.

Al llegar a unas diez cuadras del lugar del femicidio, González fue detenido por la Policía pero el arma homicida no fue encontrada. Los investigadores sospechan que el sospechoso pudo haber descartado la escopeta durante el intento de huida, agregaron los voceros.

Nos están matando a todas», dijo este sábado por la mañana una vecina llamada Natalia, quien agregó que «Paola era mamá y estaba separada de su marido hace un año». La mujer indicó que ambos tenían «hijos en común» y aseguró que el acusado «no tenía derecho a quitarle la vida porque ella era la madre de sus chicos».
«Son muchas muertes que están pasando en estos tiempos. Nos están matando día a día», finalizó la vecina.
El detenido fue trasladado a la comisaría 2da. de Florencio Varela acusado de «homicidio agravado por el vínculo, por violencia de género y por el uso ilegal de arma de fuego».
La causa tramita ante el fiscal Hernán Bustos Rivas, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 descentralizada en Florencio Varela, Departamento Judicial Quilmes. El funcionario judicial se encuentra a la espera del resultado de la autopsia para luego llamar a indagatoria a González.

Comentarios
Compartir