Compartir

Una mujer fue condenada a 12 años de prisión luego de que convirtiera a su hija y a dos nenas en esclavas sexuales para financiar su adicción a la pasta base. La Justicia confirmó que eran violadas al menos por 10 hombres al día.
La mujer vivía en Trelew y tenía tres hijos: un niño discapacitado de 13 años, una de 18 que quedó embarazada a los 13 y la denunció por violenta, y Sofía, quien ahora tiene 14 años y fue prostituida junto a dos amigas.
Según lo publicado por Infobae, la mujer estaba en pareja con un individuo de 44 años, oriundo de Avellaneda, con quien convivía en una casilla del barrio La Carolina, de Florencio Varela.
La mujer le dijo a dos amigas de su hija, de 14 y 12 años que las llevaría de vacaciones “a conocer” Puerto Madryn, pero al llegar al lugar les dijo que debía “trabajar con los hombres” para pagar el alquiler de donde estaban, o las echarían de la casa.
Las menores estaban todo el día en una plaza mientras que la mujer negociaba con los clientes. Cuando los “clientes” pagaban los 500 pesos, acompañaba al individuo y a la menor al hotel, y luego esperaba en la esquina o en la puerta hasta que terminaban.
El fiscal federal Fernando Gélvez, aseguró que “la materialidad del hecho estaba acreditada” por lo que pidió una pena de 15 años de prisión para la mujer y su pareja.
Los familiares de las víctimas aseguran que continúan con asistencia médica y psicológica y que no han logrado superar el hecho. Una de las adolescentes se mudó al norte del país, pero ninguna volvió a hablar de lo sucedido.

Comentarios
Compartir