Compartir

Columna de opinión

Lamentablemente en cada sesión del Concejo Deliberante de Florencio Varela, se da cuenta de una realidad que la ciudadanía en general desconoce y los pocos que están realmente enterados de quienes son aquellos que dicen representar al pueblo Varelense desde el Ejecutivo o desde una banca, les tienen miedo o se encuentran comprometidos por lazos incomprensibles que hacen que esta gente pueda esconder sus verdaderos patrimonios, muchos de ellos acrecentados en forma ilegal, con dineros posiblemente provenientes de planes sociales, obra pública, subsidios nacionales o de convenios con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.
Un patrimonio como el de la “abogada exitosa” no se hace trabajando en un estudio jurídico, tampoco el patrimonio de muchos funcionarios Varelenses se genero trabajando como funcionarios o Concejales. Desde el advenimiento de Julio Carpinetti al poder municipal y después al ex- Ente del Conurbano Bonaerense, aparecieron cientos de formas de enriquecerse mediante la obra pública, los subsidios a Cooperadoras Escolares, las construcciones de nuevas Escuelas, las computadoras IBM, el coimeo a proveedores del SAE y muchas otras formas como robar y cobrarse cheques del SAE.
Por esas cuestiones hace unos años termino preso el Presidente del Consejo Escolar y su Tesorera, sin embargo nadie escarmienta y los daños a las Escuelas se mantienen desde gobiernos anteriores, asi siguen escuelas sin gas, sin estufas, sin cocinas adecuadas, sin gasoil para calefacción, sin vidrios en las aulas y nadie es responsable de nada, las cooperadoras son figuritas de adorno, no existen. Hoy se descubre que el frío afecta a los alumnos y SUTEBA como siempre denuncia -hace 28 años que lo hace- y también que politiza todo. En esa misma cantidad de años cambio muy poco o mejor dicho si, de 2015 a la fecha, se cuenta con un Fondo de Inversión Educativa que no se utiliza por parte del Municipio para hacer las reparaciones necesarias y solucionar problemas, se utiliza solo una parte de él ¿y la otra dónde va?. SUTEBA y otros gremios aquí no preguntan nada ¿debieran?
Ningún funcionario aclara nada, el Municipio de Florencio Varela con los actuales funcionarios y sus Concejales, buscan la no transparencia de sus actos licitatorios, de los montos realmente invertidos, de cuales son las empresas o Cooperativa seleccionadas y como o de los contratos de Servicios de Recolección de residuos domiciliarios efectuados en forma tal que evitan el llamado a Licitación Pública y favorecen a un solo proveedor. El negocio es millonario y quizá aquí corra una buena coima por los servicios que no se prestan en muchos barrios o se lo hace parcialmente y se cobran en su totalidad.
Esto no sería posible si los Concejales en lugar de dedicarse a apoyar proyectos de repudio que no llegan a nada de un profesor de la UNAJ, al cual le hacen de títeres, hubiesen aprobado la Ordenanza referida a nuevas modalidades de Declaraciones Juradas que debían presentar, acorde las Leyes Vigentes, aunque esta tuviese falencias que podían ser corregidas en otro momento.
No ser transparente, falsear datos en las Declaraciones Juradas Anuales, no coincidiría con el blanqueo de capital que hicieron algunos ni con las propiedades y vehículos a nombre propio y de familiares que tendrían varios otros, por ello ante la falta de transparencia en el manejo de la “cosa publica” y la negativa a presentar el verdadero estado patrimonial, en principio no deberían ser vueltos a votar, con el fin de evitar que sigan enriqueciéndose a costa de la pobreza de otros y en segundo lugar hay que pedir la investigación patrimonial de todos ellos y sus familiares ante el Juzgado Federal de Quilmes, para ver que ocultan y obligarlos a justificar sus bienes, los cuales de no ser logrados con dineros mal habidos, no debiera generarles temor alguno.
Mgter. Jorge A. De Gioia

Comentarios
Compartir