Compartir

El agente retirado estaba con su pareja cuando los asaltantes los levantaron a los golpes de la cama, los maniataron y se llevaron objetos de valor, dinero, un arma reglamentaria y una camioneta de alta gama.
Un ex comisario general de la Policía Bonaerense y su pareja fueron víctimas de una violenta entradera en una vivienda de Florencio Varela, por parte de cinco delincuentes fuertemente armados y encapuchados que envenenaron al perro de la familia, rompieron la reja de una ventana y sorprendieron a las víctimas cuando estaban durmiendo, hasta que, finalmente, escaparon con objetos de valor, dinero y hasta el arma reglamentaria del ex agente.
El hecho, que ocurrió este martes cerca de las 6 de la mañana en una propiedad ubicada en el cruce de las calles Azara y Nuestras Malvinas, motivó una importante investigación por parte de varias dependencias de la Bonaerense, dado que involucró a un alto jefe de esa fuerza, identificado como Carlos Farfán, de 54 años, quien había sido pasado a retiro hace apenas un mes.
Fuentes judiciales detallaron a la prensa que Farfán sufrió «heridas leves» al recibir varios culatazos en la cabeza, antes de ser maniatado junto a su novia. «Les pedían plata todo el tiempo. Eran cinco sujetos, de los cuales cuatro tenían el rostro tapado y el restante actuó a cara descubierta», remarcó el vocero consultado.
De acuerdo al relato de los investigadores, la banda pudo ingresar al inmueble tras romper una ventana en la zona del comedor y, luego, sorprendieron en forma violenta a sus víctimas que dormían en una de las habitaciones.
Los asaltantes amenazaron a sus víctimas para que entreguen dinero y joyas, por lo que el comisario general finalizó con una herida en el cuero cabelludo, producto de un culatazo.
Los ladrones huyeron con dinero, una pistola calibre 9 milímetros, un teléfono celular y algunos elementos personales a bordo de una camioneta Jeep Renegade que pertenecía al ex comisario.

Comentarios
Compartir