Compartir

Hubo 30 en 60 días

Se trató de falsas denuncias, pero se generó un caos para los usuarios, tras casi 3 horas de demoras y cancelaciones.

Las amenazas de bomba en estaciones de trenes se convirtieron en algo dramáticamente habitual, se generó un caos para los usuarios, tras largas horas de demoras y cancelaciones.
Miles de usuarios de la Línea Roca se ven afectados en la región al registrarse amenazas de bomba en siete estaciones de trenes, entre ellas las de Florencio Varela y Bosques, sumado a la de Constitución, Mármol, Rafael Calzada, Claypole y Temperley.
Pasadas las 14.50 del jueves último, las brigadas de explosivos de la Policía Federal, tras una exhaustiva revisión, según los protocolos correspondientes, comprobaron que se trató de falsas denuncias, motivo por el cual se habilitó el funcionamiento de los cinco ramales eléctricos tras casi 3 horas de demoras y cancelaciones.
Tras recibir los alertas, personal de la empresa y la policía evacuó a miles de pasajeros para llevar a cabo el protocolo especial de investigación, que en estos casos hace la División de Investigaciones de Amenazas e Intimidaciones Públicas de la Policía Federal Argentina (PFA).
Casos reiterados
Estas amenazas de bomba se suman a los 30 que se produjeron durante los últimos 60 días en distintas estaciones de las líneas Roca, Mitre, San Martín y Sarmiento.
El martes último se identificó al autor de las realizadas en los trenes Roca y Mitre del último 30 de abril, quien permanecía alojado en el penal de Ezeiza desde el 2016 por robo agravado.
Anteriormente, el 25 de abril, se había detenido a un adolescente acusado de ser el autor de las llamadas intimidantes a la estación de Constitución el día 23 de ese mes, en dos oportunidades. Además, este lunes un hombre acusado de realizar al menos nueve amenazas telefónicas de bomba el mes pasado en el ferrocarril Sarmiento fue detenido por la Policía Federal. De acuerdo a la información brindada por el Ministerio de Seguridad, se trata de un hombre de 28 años que reside en Merlo y, al realizar un allanamiento a su vivienda, se encontró el teléfono celular desde donde se realizaron las amenazas.
Las tareas de investigación determinaron que el hombre, para no ser detectado, extraía el chip y realizaba llamados desde distintos sitios. El detenido quedó a disposición del Juzgado Federal 1 de Morón, a cargo de Jorge Rodríguez.

Comentarios
Compartir