Compartir

En Ingeniero Allan:

Insoportable. Un perro muerto que tiraron en calle La Huella , en el Barrio Ing. Allan, no sólo generó un olor nauseabundo, sino también la proliferación de moscas.

Pasar por el lugar no sólo es desagradable a los ojos, sino también al olfato. Se trata de un sector de la calle La Huella al 1600 en el barrio Ingeniero Allan , que la gente convirtió en un nuevo basurero donde tiran desde electrodomésticos rotos hasta restos de pollos y animales muertos. Esto sucede en una de las principales arterias de la zona y es de vieja data. Los vecinos dijeron que hicieron varios reclamos al municipio de Varela por esta situación, pero que hasta ahora no recibieron una solución definitiva a esta problemática que incluso pone en riesgo la salud de las personas.
El problema de la basura es un tema difícil de resolver, ya que pasa principalmente por la falta de consciencia de la gente y realmente es una “conducta delictual”.
“Ya no se conforman con tirar basura, escombros y ramas en la calle La Huella. Ahora tiran diferentes tipos de animales muertos lo que es un verdadero peligro. Es muy feo pasar y transitar por esa zona debido al mal olor, sobre todo cuando hace calor”, dijo uno Pablo, uno de los vecinos del barrio.
Los habitantes de La Rotonda agregaron que la oscuridad reinante en esa zona, donde hay varios luminarias que no funcionan, favorece el depósito de basura que la gente “sin escrúpulos” realiza en horas de la madrugada. “Una noche vi a alguien en una camioneta que ni siquiera frenó. Desde adentro, y sin detener la marcha, arrojó una gran bolsa de basura que quedó en medio de la calle. Es una vergüenza”, dijo otra vecina.
Por su parte, los habitantes agregaron que “no hay de respuesta por parte del municipio ante este reclamo vecinal”.
Cabe recordar, la prohibición del arrojo de desechos en los espacios públicos está contemplada en la Ordenanza Municipal 1072/86, pero es un hecho que se repite desde hace años.

¿Quién controla a los carros que tiran la basura?

“Parece que no alcanza con la ordenanza que prohíbe el arrojo de basura en la vía pública. Habrá que estudiar algo para frenar esto, como colocar cámaras de monitoreo en la zona”, dijo un entendido en el tema a La Colmena.
La cronista de este semanario, vió en horas del mediodía, como cerca de la zona mencionada, sobre la calle Juana de Azurdy esquina la Ruta provincial 36, como dos carros con basura la arrojaban impunemente a la vista de todos. Cada vez es más frecuente ver en las calles a carros tirados por equinos- ¿No está prohibida la tracción a sangre?- transportando basura de todo tipo. Basura que es levantada en la vía pública a cambio de algunos pesos. Son los carros que hacen las veces de basureros inmediatos. Esa basura en algún lugar la deben arrojar. No la descargan en la cava de la avenida Montovani, donde la Municipalidad lleva las ramas y otros desperdicios. La vuelcan ahora no solo en descampados generando basurales sino en zonas pobladas. Es necesario entonces una normativa que prohíba y sancione esta modalidad de “servicio” por la cual la gente accede para sacarse de encima sus desperdicios.
En Florencio Varela, hay muchas fotos donde se muestran en las redes sociales “concientizando el cuidado del Medio Ambiente, desde El Municipio”, pero parece que los resultados y soluciones no se ven muchas veces reflejados. Por otra parte es necesario que se haga cumplir el artículo 1º de la Ordenanza 1072 que sanciona el arrojo de basura en la vía pública.
.

Comentarios
Compartir