Compartir
Frente de la sociedad de fomento del barrio Altamira (¿o ex?), donde funciona un centro cultural, con ilustraciones del matrimonio Kichner.

Las sociedades de fomento son todas aquellas asociaciones de bien público constituidas legalmente como asociaciones civiles sin fines de lucro, que tengan por objeto realizar actividades tendientes a mejorar las condiciones habitacionales de su jurisdicción, en lo referido a infraestructura, prestación de servicios, desarrollo humano, preservación del patrimonio cultural material e inmaterial”. Pero no se sería el caso de la sociedad de fomento (¿ex?) , ubicada en Necochea 1245, cercana al hospital El Cruce del barrio Altamira.

Ya que vecinos de la populosa barriada, que abarca 38 manzanas y viven más de 300 familias, cuestionan y rechazan no solo en las redes sociales, sino ahora en sendas reuniones vecinales a “la señorita Macarena Kunkel e integrantes de La Cámpora que la acompañan, al parecer, la hija del matrimonio del ultraK (¿ex?) Carlos Kunkel, y de Cristina Fioramonti, ex presidenta del bloque de senadores FpV-PJ, no viviría en Varela, a la cual señalan, según manifiestan, “de quedarse con el control de nuestra sociedad de fomento del barrio y ser “la dueña”. Y por ello los habitantes se están movilizando y convocaron a otra una reunión para el jueves 14 pasado, al cierre de esta edición, y buscar una solución ya que se preguntan por qué “se quedaron con nuestra sociedad de fomento sin haber avisado o hecho reunión”. Hace tiempo a la institución la han convertido en un “centro cultural” denominado “El Eterno Retorno”, cuyo frente se observa ilustraciones del matrimonio Kichner…
Cabe agregar que la sociedad de fomento fue creada en 1988 por antiguos vecinos del barrio con fines de tratar en el seno de la institución la problemática de la zona y donde consta en el documento del acta fundacional que posee uno de los habitantes fundadores de la misma y que ya fuera presentado todos los papeles legales que avalan la restitución de la entidad a manos de los vecinos, “como debe ser”,con el respaldo además de alrededor de 200 firmas que ya fueron presentadas en la Subsecretaría de Relaciones Institucionales en su sede, ubicada en avenida San Martin Nº 1203, esquina Defensa y para que las vea el intendente Andrés Watson”.
Además agregaron que” los terrenos fueron cedido por una vecina para que se construya la actual sociedad de fomento y una canchita para el progreso del barrio” y no para que sean utilizados con fines partidarios ”.
Los vecinos expresaron a La Colmena que nos “Importa salvaguardar nuestro patrimonio (sociedad de fomento) de los riesgos que pudieran propiciar malas administraciones o administraciones fraudulentas”, señalan y destacan que se deben “articular los medios para promover su perduración en el tiempo, atento a la importancia de su rol social institucional, que debe trascender a los hombres que oportunamente la integren o la conduzcan”. Con el solo objetivo del progreso del barrio y no “con fines políticos”. Ya que queremos que nos restituyan nuestra sede fomentista para tratar entre otros temas que nos aquejan y son de urgencia como la inseguridad, la falta de agua y la luz.

Comentarios
Compartir