Compartir

El Intendente -Andrés Watson- conmemoró junto a la comunidad educativa del establecimiento pedagógico radicado en Villa Mónica un nuevo aniversario de su fundación durante una celebración que reunió a vecinos, padres, alumnos, autoridades municipales, docentes y directivos en su patio central.
“La apertura de esta escuela fue muy poco tiempo después de la creación del distrito. La coincidencia permitió dimensionar tanto el paso de los años como el progreso de las instituciones y el crecimiento de nuestro partido en diversos aspectos”, reflexionó el mandatario comunal.
Durante su mensaje, resaltó la calidad en la enseñanza y el acompañamiento imprescindible de la familia durante el período escolar. “Consolidar la conexión del aula con el hogar resultó un factor determinante para potenciar el aprendizaje. El encuentro de todos en este lugar reflejó exitosamente el trabajo realizado”, afirmó.
Todos colaboraron en los preparativos de una fiesta emocionante centrada en fortalecer vínculos, reivindicar las buenas costumbres y la importancia de atesorar momentos entrañables en la memoria.
Cada espacio lucía impecable. Los pasillos -decorados con telas de muchos colores y enormes láminas repletas de dibujos o mensajes elaborados por los estudiantes- recibieron a varelenses de todas las edades: niños, jóvenes, adultos disfrutaron una jornada repleta de emoción.
Caminar lentamente, observar cada detalle y viajar hacia el pasado sin perder de vista el presente a través de la memoria despertaba los recuerdos de la vida estudiantil: punto de partida para el desarrollo del espíritu crítico, la construcción de ciudadanía más la satisfacción de cumplir las primeras metas con responsabilidad.
Daniela Aliendro -titular de la institución- remarcó el rol de entidad en el barrio y valoró el acompañamiento colectivo para consolidar una extraordinaria trayectoria en la instrucción de los vecinos. “Fundaron la escuela para satisfacer una demanda de la sociedad tras el abrupto aumento demográfico. Desde aquel momento hasta la actualidad, el desafío fue el mismo: convertirnos en un sitio para el encuentro con el saber pero también con el ser. Afortunadamente, supimos construir juntos un ámbito didáctico saludable”, detalló.
Franco Domínguez y Jonathan Batista, representantes de sexto año, brindaron un sincero relato donde resumieron su experiencia en el salón y asumieron la responsabilidad de aplicar “los valores aprehendidos para ser personas de bien”.
El jefe comunal junto a la Secretaria de Cultura y Educación -Julieta Pereyra- obsequiaron una placa conmemorativa más la bandera varelense a los directivos para enarbolarla a diario. Tras un breve recorrido por las salas, observaron los diferentes shows preparados para la ocasión.
Tareas de restauración
Personal comunal efectuó diversas tareas para reacondicionar distintos sectores del edificio: quitaron focos de humedad y pintaron tanto el patio principal como la fachada del inmueble. A pesar de las condiciones climáticas desfavorables, los operarios trabajaron arduamente para finalizar su labor antes de los festejos: modificaron notablemente la imagen de la centenaria construcción.

Comentarios
Compartir