Compartir

Femicidio:

En nuestro país, cada 20 horas se asesina a una mujer a los que Florencio Varela no queda excluido . Pero dichos femicidios son el último y más tremendo eslabón de una larga cadena de múltiples y variadas formas de violencia: las violaciones y abusos, los maltratos y los golpes, el desprecio y la humillación, son mucho más habituales de lo que podemos pensar y, en la mayoría de las ocasiones, son hechos silenciados.
A lo largo de la semana, en nuestro distrito se llevaron adelante una serie de actividades que tuvieron por objetivo concientizar acerca de la erradicación de la violencia contra la Mujer, entre ellos se inauguraron tres bancos rojos: en la plazoleta del Monumento a las Madres de av. San Martín y Sallarés (donación del Dr. Luis Logran); en la plaza central San Juan Bautista y en la vereda del Juzgado de Garantías N°6 siendo este el primero en la puerta de un juzgado del departamento judicial Quilmes (Varela, Berazategui, Quilmes).Martín Grizzuti, Secretario del juzgado penal de garantías N° 6, agradeció al intendente Andrés Watson por la autorización donación e instalación del banco, “que es en homenaje a todas las mujeres de Florencio Varela que fueron asesinadas por los hombres que decían amarlas”.“Por este juzgado pasan mujeres pidiendo ayuda para que no las sigan lastimando, también pasan niñas con la infancia destrozada por un abusador sexual y escribimos sentencias para dejar presos a los hombres que mataron mujeres”, aseguró el letrado al tiempo que reforzó la importancia de trabajar en prevención para que este trabajo disminuya.

En la oportunidad sobre el banco rojo inaugurado en el lugar público de avda San Martín y Sallarés, iniciativa de la Comuna por medio del intendente Andrés Watson; y la edil Laura Ravagni, presidente del concejo deliberante al cual se sumo el activista de la eliminación de la violencia contra la mujer , el letrado particular Luis Logran y padre de familia de dos hijas, en representación de la ONG “Violencia Cero”, creada por Fernando Cáceres. Para el joven abogado “el banco representa un emblema universal del lugar ocupado por una mujer que fue víctima de femicidio y pretende, como proyecto, lograr adhesiones y réplicas en todo el mundo para sensibilizar a los ciudadanos y particularmente a los más jóvenes”. También estuvo presente el Juez de Garantías de Villa Gesell, doctor Gabriel Mancinelli.

Además estuvieron las jóvenes víctimas de hechos como Magali Pineda (sobreviviente de la Masacre de Senzabello que sigue impune) y Erica Obregon; quien casi muere tras ser atacada por su ex pareja, dos jóvenes mujeres que la vida las convirtió en emblemas del drama de la violencia contra la mujer.

El “Banco Rojo” un símbolo contra el femicidio

Elisa Mottini es licenciada en servicio social y fotógrafa especializada en temáticas de género. En Noviembre del año pasado puso en funcionamiento “El Banco Rojo”, un proyecto artístico original que tienen como objetivo concientizar sobre la violencia de género.
“El Banco Rojo” es un proyecto cultural y pacífico de PREVENCIÓN, información y sensibilización contra el femicidio”, explica la autora y agrega: “Su objetivo es hacer reflexionar a quien vea este símbolo porque el desenlace fatal es evitable si la violencia se detiene a tiempo”.
La iniciativa surgió hace dos años en Italia y Mottini tuvo la idea de traer el proyecto a la Argentina con la esperanza que cada vez más plazas del país puedan tener un banco rojo con la frase “En memoria de todas las mujeres asesinadas por quienes decían AMARLAS”. A falta de símbolos que visibilicen los femicidios, el banco propone despertar conciencia sobre esta temática que crece día Cada 25 de noviembre se conmemora el día contra la violencia de género en honor a las dominicanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, las tres hermanas asesinadas por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo. En 1999, la ONU se sumó a la jornada reivindicativa y declaró cada 25 de noviembre Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en recuerdo de estas tres hermanas.
¿Porqué los bancos son rojos?
“El rojo está tomado del primer símbolo utilizado para demostrar públicamente la violencia contra las mujeres, con muchos zapatos rojos, presentados ante la embajada de México en 2012 para recordar a las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, usando el color rojo para representar la sangre. También el banco rojo representa la herida sangrante de nuestra sociedad.

La muerte de las hermanas Mirabal

La ONU eligió la fecha del 25 de noviembre para homenajear a las tres jóvenes asesinadas por el dictador Trujillo
El 25 de noviembre de 1960, los cuerpos destrozados de las hermanas Mirabal fueron encontrados en el interior de un jeep hundido en un barranco. Horas antes, las tres mujeres, activas militantes contra el régimen de Trujillo en la República Dominicana, habían sido asesinadas por un escuadrón enviado por el dictador.
Aquellos hombres no tuvieron piedad. Habían sido apaleadas y colgadas hasta morir, después para simular un accidente de tráfico la metieron en aquel coche de forma tan burda que nadie creyó aquel percance.
El brutal asesinato de las hermanas Mirabal, conocidas como Las mariposas, fue uno de los detonantes de la caída de Trujillo.
La historia de estas hermanas queda recogido en una de las obras más memorables de Vargas Llosa, La Fiesta del Chivo, una pieza esencial para conocer de una forma certera y tan magistralmente tratada la realidad de aquella sociedad vapuleada durante los años de dictadura en los que Trujillo hizo de su país su particular felpudo.
Estas hermanas siempre se mostraron contrarias al régimen, sobre todo Minerva Mirabal. En el libro de Vargas Llosa se hace eco de una historia que corrió como la pólvora durante aquellos años. Al parecer, El Chivo, como apodaban al dictador por su supuesta potencia sexual, invitó a las hermanas a un baile y trató de propasarse con Minerva que abofeteó al dictador delante de todos. Esta acción de la hermana mayor de las Mirabal llevó a Trujillo a sentir un odio infinito que acabó en el peor de los desenlaces.
Minerva Mirabal cuando ya sabía que estaba amenazada de muerte solía decir “Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte”.
Años más tarde, las hermanas Mirabal, nacidas en una familia acomodada de comerciantes, con carreras universitarias, casadas y con hijos, se convirtieron en un símbolo de la lucha contra la violencia de género
Desde 1981, Latinoamérica conmemora cada 25 de noviembre el día contra la violencia de género en honor a las dominicanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, las tres hermanas asesinadas por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo. Años más tarde, en 1999, la ONU se sumó a la jornada reivindicativa y declaró cada 25 de noviembre Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en recuerdo de estas tres hermanas.

Comentarios
Compartir