Compartir

“Este escrito, lo hice con mucho dolor. Mi papá no se merece esto, no merece más dolor”, comenzó con estas palabras la conmovedora carta que se hizo viral de Martina Cardozo, hija del reconocido obstetra y ginecólogo varelense Oscar Cardozo, quien fue robado y abandonado por su pareja en momentos que atraviesa una cruel enfermedad . “Les pido a mis contactos y sobre todo a mis conocidos y amigos de mi papa, que compartan esta historia, para que se haga justicia y esta persona deje de circular por la calle, con tanta libertad, estafando a todos los que están a su alrededor. Muchas gracias a todos.

“Voy a compartir una historia muy triste, la más triste de mi vida, donde mi papa es el principal protagonista, es una historia de amor con final trágico. Mi papa convivió con otro hombre 13 años y lo amo como nunca vi amar a nadie, le dio todo a ese individuo, le dio una vida, su vida.

Hace 9 meses, a mi viejo le detectaron un tumor renal estadio 4 con varias metástasis cerebrales y pronostico muy malo a corto plazo, y mi viejo por amor quiso superar y vencer a esta puta enfermedad. En este transitar, su pareja le ofrece casamiento, fue un momento de felicidad inmensa, lo que no sabíamos era que detrás de esto venia una historia muy macabra solo pergeñada por alguien muy cruel. Mi viejo se entera de la vida paralela que llevaba su pareja; una vida que daba lugar a otro hombre, sin embargo mi papa en su buena fe, lo perdona. La enfermedad se agrava. Lo tienen que operar por una metástasis y el desalmado de su pareja, lo abandona en un quirófano, habiéndole dicho que al despertar, el estaría allí. Mientras a mi viejo lo operaban, esta persona regresa a la casa de ambos y le roba cínicamente todo, le roba el dinero destinado para su tratamiento posterior de la enfermedad y huye hacia la costa atlántica y encima le pone una perimetral para que él no se acerque, ya que lo denuncio como una persona violenta y les puedo asegurar que no hay persona más tranquila, honesta, respetable y fiel que mi papá, y no lo digo porque soy su hija, lo digo porque lo aseguran muchísimas personas que lo aman, amigos, pacientes, colegas. Mi viejo se recupera de la cirugía, pero pierde la visión de un ojo. Toma coraje y lo va a buscar para que le explique lo que paso y solo recibe de este individuo, insultos y ofensas: “¿Para qué te queres rehabilitar, si con tu enfermedad te vas a morir igual?” Algo muy cruel, algo digno de una película de terror, algo digno de un psicópata. Nosotros como familia y como amigos, entendemos que pudo enamorarse de otra persona pero no entendemos el grado de crueldad hacia mi viejo, cuando todos saben lo que mi papa se desvivió por él, hasta muchas veces lo prefirió sobre nosotros. Hoy este individuo que no merece ser llamado persona, disfruta del dinero robado, de propiedades que mi papa construyo con su esfuerzo, trabajando día y noche sin descanso, cosa que este individuo desconoce ya que nunca laburo y lo único que hizo fue realizar facturas truchas para justificar guita que le sacaba a mi papa. Con el tiempo todos caímos, fuimos engañados por mucho tiempo, hasta nos hizo creer que era Abogado y jamás se recibió. Hoy mi papa lucha por sobrevivir y este psicópata, disfruta la crueldad que hizo”, finalizó la joven Martina.

Comentarios
Compartir