Compartir

La Cámara de Casación confirmó al juez y el fiscal a cargo de la investigación. Julio Pereyra había pedido su apartamiento.

Avanza la causa judicial en la que está involucrado el diputado provincial y ex intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra
La Cámara Federal de Casación Penal rechazó un planteo del ex intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, quien está investigado en una causa por enriquecimiento ilícito y malversación de fondos públicos.
La Sala IV del tribunal, integrada de manera unipersonal por el juez Gustavo Hornos, confirmó al frente del expediente al juez federal de Quilmes, Luis Armella, y a la fiscal federal Silvia Cavallo.
Armella y Cavallo habían sido recusados por Francisco “Chicho” Basile, un histórico dirigente del PJ, que tuvo en los últimos años un importante crecimiento patrimonial a raíz de los contratos firmados con el partido de Florencio Varela.
Basile, considerado por la denuncia como un testaferro del ex intendente, impugnó junto a Mirta Luz la actuación del juez y la fiscal por considerarla “violatoria de la garantía de imparcialidad”.
Los letrados defensores plantearon la nulidad al considerar que no existían pruebas para formular las acusaciones, y afirmaron que hubo dilaciones en el tratamiento del expediente para “generar beneficios políticos” de índole electoral, entre otros argumentos.
Sin embargo, el juez Hornos no hizo lugar a la queja en su resolución del pasado jueves, al entender que no quedó demostrada la parcialidad en la intervención del juez y la fiscal.
Una de las impulsoras de la denuncia fue la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió, a través de la abogada Mónica Frade, quien puso en duda el destino de los fondos girados a Florencio Varela por el Estado nacional desde el 2003 para obras de infraestructura que no se habrían realizado.
En esa línea, la legisladora cuestionó el alto nivel de vida que lleva Julio Pereyra, quien fue intendente de Florencio Varela entre 1992 y 2017 y actualmente es diputado provincial. De esta forma, se dejó entrever un posible enriquecimiento ilícito por parte del ex jefe comunal.
Según las acusaciones, se sospecha que uno de los orígenes de esos fondos proviene del contrato rubricado con “Chicho” Basile, un “puntero” de larga trayectoria en el municipio. El dirigente había sido beneficiado con la adjudicación de la recolección de residuos con una cooperativa propia que no contaría con la logística para prestar el servicio.(Fuente Infobae)

Comentarios
Compartir