Compartir

NATACION:

Shamira Bentacor tiene 12 años y vive en Florencio Varela. Ya fue convocada para concentrar junto a la Selección nacional.
Shamira Betancor (12) es de Florencio Varela y forma del Selectivo Municipal de Natación para personas con discapacidad. Hace dos meses, cumplió uno de sus mayores sueños: ser convocada para concentrar junto a la Selección Argentina en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD).
“Empecé gracias a mi mamá, siempre me gustó y ella fue la que me anotó en natación. Voy hace cinco años y la verdad me encanta, es mi deporte favorito”, dice la joven que gracias a su buen rendimiento participó el 7 de junio de la primera práctica con los mejores del país y el 18 de ese mismo mes, la segunda.
“Dos veces concentré con la Selección. Me pone muy contenta lograr nuevas metas. Nací sin la mano izquierda y al principio todo fue difícil, pero de a poco me fui acostumbrando. Es todo un crecimiento para mí”, dice Shamira.
“Está en una preselección, recién la están viendo. Es muy chica todavía, al no tener 13 años eso dificulta su participación, pero tiene un gran futuro”, dice Lorena Ferreyra (46) , su entrenadora y agrega: “Hace cuatro años que trabajo con ella, desde sus nueve años la acompaño. Tiene cualidades muy buenas para la natación, posee una capacidad que la destaca porque resuelve muchas situaciones. Incluso en kayak. Es una nena muy independiente”.
Ferreyra está convencida del futuro de Shamira y apuesta a que es una promesa de la natación. “Ya es una grande. Aprendió a manejarse sin esa mano, hace absolutamente todo por sus propios medios. Se ata los cordones, sostiene el remo con una sola mano y empuja con el brazo. Al tener esa discapacidad desde que nació, ella resuelve todas las situaciones con mucha naturalidad”.
Shamira, que estudia en la Escuela Secundaria 22 de Varela, acaba de clasificar también para los juegos bonaerenses y se prepara para competir en Mar del Plata.”Entrena cuatro veces a la semana y compite en aguas abiertas, ya sea laguna, mar o río. Empezó nadando pocos metros y este año ya hizo 750 metros. Pese a su juventud, ella lo hace sola, sin acompañante. Es admirable”, dice Lorena. su entrenadora.

Comentarios
Compartir