Compartir

Cumbre de Sergio Massa

Los intendentes acordaron pedirle a Vidal que refuerce la ayuda social, impactados por el caso de Chaco. Vaticinan un panorama muy complejo.

Sergio Massa compartió un asado con los intendentes peronistas en Escobar, donde analizaron la delicada situación que atraviesan en los municipios del Conurbano bonaerense y acordaron hacer un pedido conjunto a María Eugenia Vidal para que refuerce la ayuda social, publicó el sitio La Política On Line.
La cumbre había sido programada hace semanas pero se fue postergando hasta este lunes por la noche, en una cena marcada por la noticia de la muerte de un chico de 13 años en un intento de saqueo en Chaco.
“En el Conurbano hace falta una chispa para que vuele todo por el aire. El temor es que haya un efecto contagio y hablamos sobre cómo prevenir esa situación”, dijo a LPO un intendente que participó de la cena que se extendió hasta la madrugada, en la que estuvieron Gabriel Katopodis (San Martín), Gustavo Menéndez (Merlo), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Julio Pereyra (Florencio Varela) y el anfitrión Ariel Sujarchuk (Escobar), entre otros.
Como contaron a LPO, Pereyra hizo uno de los análisis más duros. El ex barón del Conurbano, que ahora es diputado provincial, habló de su experiencia y advirtió que se debe tener “mucho cuidado” porque el panorama es feo y la gente está pidiendo sobre todo “comida y trabajo”. En ese sentido, todos coincidieron en que la situación se agravó en el último tiempo y por eso definieron pedirle a Vidal que se refuercen las “herramientas” que le llegan desde la Provincia.
Massa hizo un análisis sobre cómo ve la situación económica y social, al igual que varios de los intendentes. Las conclusiones no fueron optimistas: todos vaticinaron un panorama muy complejo. Por eso, en concreto, le pidieron que interceda con el bloque del Frente Renovador para garantizar mayor ayuda social a municipios.
Varios ven como un hecho positivo el empoderamiento de Carolina Stanley en el gobierno. Esposa de Federico Salvai y muy cercana a Vidal, creen que eso se puede traducir en un apoyo fuerte a la Provincia y por eso quieren pedirle a la Gobernadora un trabajo serio con los intendentes, en un esquema de trabajo conjunto para que no estalle el conflicto.
Vidal ordenó a sus ministros reasignar partidas del presupuesto actual para destinarlas a los sectores más vulnerables de la provincia y activó un plan de emergencia con un fondo de 1.000 millones de pesos, que los intendentes quieren que apure. El ministro de Economía de la Provincia, Hernán Lacunza, será quien defina los recortes en todas las áreas para focalizar recursos a Desarrollo Social.
Acordaron organizar una próxima cumbre y constituirse en un grupo de reuniones semanales para encarar un trabajo conjunto. Massa cayó al encuentro con algunos intendentes del Frente Renovador, en un gesto de acercamiento al PJ: participaron Julio Zamora (Tigre), Javier Gastón (Chascomús), Germán Di Césare (Miramar) y Javier Osuna (Las Heras). También fueron los peronistas Gustavo Arrieta (Cañuelas), Mariano Cascallares (Almirante Brown) y Leo Nardini (Malvinas).
En el PJ dicen que ven al tigrense como un aliado, por su afinidad generacional y también de amistad con varios de los intendentes, aunque eso todavía no pudo traducirse en una alianza electoral de cara a 2019. En ese sentido, Massa anoche habría sugerido que será parte del armado que se haga con los intendentes, aunque evitaron discutir cómo será la estrategia porque allí -en la figura de Cristina Kirchner- es donde empiezan las diferencias.
Otra diferencia entre el massismo y algunos intendentes del PJ se da por el proyecto del Frente Renovador para adelantar las elecciones en algunos municipios, que no contaría con el visto bueno de varios intendentes del PJ.
“Todos coincidimos en el diagnóstico, pero las diferencias aparecen a la hora de decidir cómo traducirlo en una propuesta electoral”, sintetizó un intendente, que sin embargo destacó que Massa se mostró “más cauto” que en otras reuniones, escuchando a los intendentes y sin empeñarse en dar esa pelea ahora, cuando quedará subsumido a cómo se sale de la crisis.
A Menéndez, como titular del PJ Bonaerense, le pidieron “prudencia” y que no difunda mensajes “confusos”. Es que el intendente de Merlo es un usuario frecuente de las redes y algunos intendentes dijeron que se debe llevar un discurso de “cordura” ante este escenario en el que algunos incluso reconocen que evitarán inaugurar obras o hacer actos en sus municipios.
Según coinciden los intendentes que estuvieron en el asado, el dato a nivel político fue la coincidencia en que deben hacer un frente para salir de esta situación en la que el Gobierno se degrada cada vez mas. “Quedó claro que algunos creen que ahora sí hay espacio para ensanchar esa avenida del medio, porque ante esta situación nadie puede asegurar que Macri salga primero o segundo en las elecciones”, reflexionó un intendente de la Primera Sección.

Comentarios
Compartir