Compartir
EL FISCAL GENERAL SEBASTÍAN SCALERA, EL MINISTRO CRISTIAN RITONDO Y EL JEFE DE LA POLICÍA, FABIÁN PERRONI (Foto El Dia)

LOS INVESTIGAN TAMBIÉN POR PROTECCIÓN A PIRATAS DEL ASFALTO Y A NARCOS
Son uniformados de diversos rangos, acusados de presionar a feriantes de La Salada en Lomas de Zamora y otros puntos del Conurbano. Rubén Cañete, titular de la comisaría segunda, entre los detenidos

Una docena de policías, entre los que hay tres comisarios mayores y un comisario platense, fueron detenidos ayer en el marco de una investigación en la que se los acusa de integrar una asociación ilícita dedicada a extorsionar a comerciantes en diversos puntos del Conurbano, entre los que estaba la feria La Salada, en Lomas de Zamora.
Las detenciones se realizaron en el marco de 25 allanamientos solicitados por el fiscal general de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, quien desde 2016 comanda la investigación por una denuncia realizada un año antes contra el presunto cobro de sumas de dinero a puesteros como condición para que pudieran ejercer el comercio. No se descarta que la organización señalada en esta pesquisa también protegiera actividades ilícitas, como la venta de autopartes y drogas, según informaron fuentes de la causa.
La situación movilizó a las más altas autoridades policiales de la Provincia. Durante el mediodía, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, junto al fiscal Scalera y al Jefe de la Policía, Comisario General Fabián Perroni, se encargó de dar a conocer los detalles de los operativos que permitieron desbaratar a la red de recaudación ilegal conformada por policías y civiles.
Según pudo saberse, uno de los allanamientos se realizó en la vivienda del comisario platense Rubén Cañete, situada en Lomas de Zamora. El titular de la comisaría segunda, en el centro de la ciudad, quedó arrestado en ese procedimiento, como coautor del delito de asociación ilícita en calidad de integrante de la banda, que no operaba en la Ciudad.
Una fuente de la Fiscalía General de Lomas de Zamora señaló que además de los Policías, a los que se sum un exonerado de la fuerza, también fueron detenidos 3 civiles como presuntos integrantes de la organización criminal.
Los allanamientos se realizaron en diversos puntos del Conurbano y en La Plata durante la madrugada y la mañana. En viviendas y dependencias policiales se secuestraron planillas en las que estarían detallados los pagos que realizaban los comerciantes para evitar que les sea secuestrada la mercadería o se lleven a cabo las amenazas y aprietes que realizaría la organización.
El ministro Ritondo encabezó una presentación oficial sobre las investigación. Durante la conferencia que brindó en la sede central del Ministerio, sostuvo que “hoy -por ayer- no perdimos a policías. Nos sacamos de encima a delincuentes”, aseguró el titular de la cartera de seguridad en referencia a los detenidos que formaban parte de la fuerza provincial y sostuvo: “desde que asumimos llevamos adelante una política de lucha contra las mafias y eso no es un slogan, es una forma de trabajar.”
Luego de una denuncia que originó el Ministerio de Seguridad Provincial, donde intervino Asuntos Internos. Desde este organismo se informó que los policías ya fueron desafectados de sus cargos.
LA CAUSA DE LA SALADA
La fuente de la Fiscalía General de Lomas de Zamora apuntó que la investigación fue en paralelo desde 2016 con las derivadas de las causas por asociación ilícita por las que cayeron detenidos los referentes de La Salada, la mega feria de Lomas, Jorge Castillo y Enrique Antequera.
En los allanamientos no intervino la policía Provincial. Los funcionarios de la Fiscalía General acompañaron en los registros a los efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y de Gendarmería Nacional.
Se realizaron en total 25 allanamientos en domicilios de Lomas de Zamora, Los Bosques, Isidro Casanova, San Vicente, Villa Centenario, Merlo, Olivos, Florencio Varela, San Francisco Solano, Burzaco, La Tablada, Claypole, La Plata (una vivienda en Ringuelet), González Catán y Banfield.
Además, hubo requisas en la DDI Lomas de Zamora y en la DDI Avellaneda-Lanús entre otras reparticiones
La fuente de la Fiscalía General indicó que los allanamientos que se solicitaron al Juzgado de Garantías Nº 4 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Sebastián Monelos, se basaron en investigaciones de los movimientos de los policías y civiles y escuchas telefónicas. “Los elementos obtenidos en los procedimientos dan cuenta de la actividad de recaudación que se realizaba”, indicó un investigador vinculado con la causa.
Según se informó, los implicados están acusados de exigirles dinero a comerciantes para no realizar inspecciones, a delincuentes para “dejarlos trabajar” y a puesteros de las ferias de La Salada, Olimpo y Villa Domínico a cambio de no secuestrarles la mercadería.
La organización criminal tendría un esquema de roles diferenciados entre los jefes y los encargados de recaudar el dinero. Quienes más alta jerarquía tenían en la fuerza recibían las “regalías” de la actividad que sostenían los policías de menor rango y los civiles detenidos, según pudo saberse de fuentes vinculadas con la investigación.
Durante la presentación de esos resultados, el ministro Ritondo agradeció “la confianza en el trabajo con el fiscal Scalera y con el procurador Julio Conte Grand, para luchar contra la corrupción policial”, dijo y añadió que “como dijimos el primer día: el que mancha el uniforme, se va. Y lo vamos a sostener hasta que dure nuestra gestión”, finalizó Ritondo.
La tarea en conjunto entre el Ministerio de Seguridad, la Policía Provincial, la Justicia y dos fuerzas ajenas al territorio natural de la bonaerense, como la Gendarmería Nacional y la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, logró los avances que permitieron “desarticular esta asociación ilícita en la que participaban al menos 14 personas”, se indicó desde Seguridad.
UN CASO DE ABUSO
Las investigaciones no se detendrán con las detenciones realizadas ayer, según se adelantó. En la presentación de los pedidos de allanamientos, que se realizó ante el Juzgado de Garantías Nº 4 se señala a un total de 22 personas involucradas con el delito de asociación ilícita. A la vez, uno de los policías arrestados es investigado por un caso de presunto abuso sexual a un menor. Por esta situación también se investiga a una mujer, pareja del oficial.
Esta derivación apuró los allanamientos de la causa madre que pone la lupa en la organización de los policías, según se indicó.
La red de recaudación tenía una lista de comerciantes a los que visitaba regularmente para cobrarles una “cuota”, dependiendo del arreglo que se le hubiese impuesto al comerciante.
La pesquisa, con epicentro en las líneas telefónicas, constató la actividad ilícita por parte de efectivos de las DDI de Lomas de Zamora y de Avellaneda-Lanús, de la Jefatura Departamental San Vicente y de la Comisaría de Presidente Perón (Guernica).(Fuente Diario El Dia)

Comentarios
Compartir