Compartir

Tras una investigación llevada a cabo por la Comisaría Quinta de Florencio Varela, fue desbaratada una peligrosa banda conformada por dos hombres y una mujer, que cometían entraderas en la zona del barrio La Capilla. Los detenidos estaban fuertemente armados, contando incluso con una granada de mano.
La pesquisa se había iniciado debido a un violento robo cometido en una vivienda de la calle 1352 y 1317. El caso se caratuló como “Encubrimiento agravado por su habitualidad, robo, robo calificado automotor en poblado y en banda en modalidad entradera”. Así pudieron identificar a los sindicados como autores de los hechos delictivos y el domicilio que frecuentaban.

Gracias a un allanamiento organizado por el gabinete criminológico de dicha dependencia policial, los efectivos consiguieron la detención de una grafóloga de 31 años y sus dos cómplices de 42 y 30 años. Los tres conformaban la banda delictiva que realizaba los atracos, robaba vehículos de alta gama, les modificaban los números registrales y conseguían documentación apócrifa para su posterior venta.
Dentro del domicilio allanado los efectivos incautaron una gran cantidad de autopartes ya reducidas y listas para su comercialización, sopletes y máquinas de soldar con diferentes puntos para la confección de las numeraciones truchas. Asimismo encontraron gran parte del botín del último robo, entre los que había electrodomésticos, consolas de videojuegos, teléfonos celulares e instrumentos musicales.

ARMAMENTO
También secuestraron un revólver calibre 22 largo, una pistola 9 milímetros, una escopeta calibre 12/70 marca Mosberg, gran cantidad de municiones para cada una de estas armas y hasta una granada de mano FMK2, la cual fue desactivada y puesta fuera de circulación por personal de idóneo de explosivos de la Policía.

Los tres detenidos quedaron alojados en la Comisaría Varela Quinta, a disposición de la Fiscalía Nº 6 de dicho distrito, a cargo de Vanesa Mamola.

Comentarios
Compartir