Compartir

Se trata de Abel Frutos, quien fue demandado por malversación de fondos y la falta de prestaciones de la obra social de los panaderos. La denuncia completa.

Dirigentes del gremio de Panaderos presentaron ante la Oficina de Anticorrupción una denuncia contra el secretario general de la Federación Argentina Única del Personal de Panaderías (Fauppa), Abel Frutos, por malversación de fondos y la falta de prestaciones de la obra social de los panaderos.
En el escrito que fue dirigido a la titular de la OA, Laura Alonso, se detallaron los antecedentes de Frutos, en los que se encuentran varias demandas de afiliados y dirigentes del gremio. Entre ellos, subrayaron “el estado decadente de las 14 filiales”, provocado por la “falta de conducción y de interés por parte de la conducción provincial en ejercer cabalmente la representación de los trabajadores, incumpliendo la principal función que consiste en la defensa de sus derechos”.
“Esta inconducta o falta de actividad representativa lleva a que el 50% de los trabajadores de la provincia de Buenos Aires se encuentren sin registrar, lo que expone al trabajador a una merma en su percibimiento salarial, lo que repercute gravemente en su salud y en la de su grupo familiar. Esta situación de desprotección en la que se encuentran los trabajadores, es sin dudas, una violación al derecho de representación sindical que tiene todo trabajador, consagrado en nuestra Constitución Nacional, en su art. 14 bis”, agregaron.
Dirigentes del gremio de Panaderos presentaron ante la Oficina de Anticorrupción una denuncia contra el secretario general de la Federación Argentina Única del Personal de Panaderías (Fauppa), Abel Frutos, por malversación de fondos y la falta de prestaciones de la obra social de los panaderos.
En el escrito que fue dirigido a la titular de la OA, Laura Alonso, se detallaron los antecedentes de Frutos, en los que se encuentran varias demandas de afiliados y dirigentes del gremio. Entre ellos, subrayaron “el estado decadente de las 14 filiales”, provocado por la “falta de conducción y de interés por parte de la conducción provincial en ejercer cabalmente la representación d elos trabajadores, incumpliendo la principal función que consiste en la defensa de sus derechos”.
“Esta inconducta o falta de actividad representativa lleva a que el 50% de los trabajadores de la provincia de Buenos Aires se encuentren sin registrar, lo que expone al trabajador a una merma en su percibimiento salarial, lo que repercute gravemente en su salud y en la de su grupo familiar. Esta situación de desprotección en la que se encuentran los trabajadores, es sin dudas, una violación al derecho de representación sindical que tiene todo trabajador, consagrado en nuestra Constitución Nacional, en su art. 14 bis”, agregaron.
as filiales que denunciaron al secretario general de Fauppa son las que se encuentran en las localidades de Bahía Blanca, Bragado, Florencio Varela, Luján, Pergamino, San Martín, Vicente López, San Miguel y Tandil.
Entre las irregularidades que denunciaron los dirigentes del gremio de Panaderos, se hayan aquellos relacionados a la falta de actividad sindical y representación legítima, la ausencia de cargo directivo, estafa por la venta de uno de los inmuebles, la omisión de autoridades en la comisión y en los casos de las sedes de Florencio Varela y Vicente López, por falta de dirección por fallecimiento de ambos titulares.
Al respecto, los gremialisten piden “la investigación por los delitos de fraude a la administración pública, enriquecimiento ilícito, tráfico de influencia, malversación de caudales públicos, administrador infiel, y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, tipificados en el Código Penal, y/o por el tipo penal que surja de la investigación que se peticiona a vuestro elevado criterio relacionado con los hechos”.
En la misma línea, explicaron en el documento: “A todo lo descripto en los antecedentes, dando cuenta de la crítica situación de las filiales del gremio, y la escasa o nula atención a los trabajadores, cabe agregar que pesan varias Denuncias De Dirigentes Panaderos Contra Su Secretario General Abel Frutos Por Malversación De Fondos.
En este sentido, los afiliados manifiestaron estar preocupados por la falta de atención de los trabajadores porque no tienen servicio de obra social, “mientras la conducción de Frutos recauda todos los aportes”. “El gremio de los panaderos se ha convertido en un clan dominado por la familia de su jefe, Abel Frutos, su ex esposa, Patricia Alonso y sus hijos Rodrigo y Gastón Frutos”, expresaron.
“La conducción de Abel Frutos afecta en todo sentido a los trabajadores, dado que al no coincidir con su metodología faltan elementos necesarios para brindar servicios a los afiliados, principalmente en lo relacionado a la obra social. Como consecuencia de ello, no se hacen los convenios que corresponden con las clínicas y sanatorios de la región por una desidia permanente de la conducción”, agregaron.
Por otra parte, remarcaron que “los afiliados reclaman y necesitan saber, (porque es su derecho) dónde están los aportes que realizaron mensualmente durante años. Abel Frutos y sus colaboradores son responsables de este desfalco que lleva a que los afiliados no tengan las prestaciones mínimas de salud de su obra social”.
Por último manifestaron que “en relación a las negociaciones salariales, la referente de Junín comentó que con la paritaria acordada, si bien los convenios establecen que el sueldo básico de la máxima categoría (maestro panadero) es de 17 mil pesos, ‘en muchos casos se ven que esos aumentos tardan hasta cinco meses en impactar en el bolsillo de los trabajadores porque se pactan hacerlos en cuotas’”.

Comentarios
Compartir