Compartir

Yésica, de 23 años, se hallaba con sus familiares reunida en torno a una mesa cuando recibió el golpe fatal de parte de un pesado desprendimiento de un ejemplar de la vivienda vecina.
Una joven de 23 años falleció al ser aplastada por una rama de un árbol mientras tomaba mate en una casa de Florencio Varela donde celebraba el ingreso al Año Nuevo con un grupo de familiares.
El desgraciado hecho ocurrió precisamente en una vivienda sobre la calle Gauna, entre Iglesias y Malvinas, durante el primer día del año y conmovió a toda la comunidad.
La víctima Yésica Florentín, oriunda de Claypole y mamá de dos hijos, había llegado a Varela con el objetivo de visitar a su tía, aprovechando el feriado.
Todo parecía normal, estaba toda la familia en el patio tomando mate, comiendo pan dulce, contando anécdotas y planificando los objetivos que tenían previsto para este 2018 que comenzó.
Sin embargo, la desgracia se hizo presente en el momento en el que una rama de un árbol de la vecina se desprendió e impactó en Yésica de lleno, causándole la muerte de manera inmediata.
Al lugar del hecho concurrieron integrantes de los Bomberos Voluntarios de Florencio Varela, quienes no pudieron hacer nada para salvarle la vida.
Denuncias
La muerte causó un profundo dolor en familiares y amigos de la joven de 23 años, que, a pesar de estar sumergidos por la tristeza, criticaron a la vecina de la vivienda contigua, ya que remarcaron que los árboles representan un verdadero peligro.
Una de las personas que conocía a la víctima remarcó, envuelta en llanto, que “mil veces les pedimos de buena manera que lo podaran, como no tuvimos respuesta hicimos las denuncias, pero nada, esto se veía venir”.
El cuerpo fue trasladado a la morgue judicial de La Plata, para el correspondiente trámite de autopsia.(fuente Diario Popular)

Comentarios
Compartir