Compartir

Proyecto de Ordenanza declarándolas de “Interés público y acreedoras al apoyo municipal” y creando la “Subvención Bibliotecas Populares”

Las Bibliotecas Populares son un verdadero y cabal ejemplo de “entidades de bien público”. La labor que desarrollan y los servicios que le prestan a la comunidad, en especial a los niños, a los adolescentes y a los jóvenes que estudian, son tan evidentes como invalorables.
Son organizaciones creadas y sostenidas por los vecinos con la finalidad de dar respuestas a las demandas de material bibliográfico, de apoyo escolar, de acceso a internet, de participación en actividades culturales y artísticas que muchísima gente no puede solventar de su bolsillo y que el Estado no logra satisfacer.
Los aportes que reciben de la Dirección de Bibliotecas Populares de la provincia y de la CONABIP (Comisión Nacional de Bibliotecas Populares) son muy limitados, a punto tal que apenas les alcanzan para abonarles un magro sueldo a la bibliotecaria y para alguna compra aislada de libros.
En nuestro distrito las bibliotecas populares que funcionan son muy pocas en relación con la cantidad de barrios y el tamaño de nuestra población, razón por la cual es necesario sostener las que existen e incentivar la creación de muchas más.
Es con estos objetivos que hemos presentado un proyecto de ordenanza que reconoce la inestimable labor social, cultural y educativa que desempeñan estas entidades, las declara de “Interés público y acreedoras al apoyo municipal”, crea la “Subvención Bibliotecas Populares” y dispone eximirlas del pago de las tasas y los derechos que graven sus actividades.

DARDO OTTONELLO
Concejal Bloque Cambiemos

Comentarios
Compartir