Compartir

Puerta con los vidrios señalados unidos con cintas,  con manija o ventanas con la bisagra rota son algunos de los problemas sin solucionar se observa en el lamentable estado del edificio de la Comisaria de la Mujer, ubicado en el Cruce Varela, en el predio donde funciona otras dependencias como el concejo deliberante.

La Colmena pudo observar el lamentable estado en que se encuentran las instalaciones de la Policía de la Mujer con abundantes averías y desperfectos en el edificio.

Tal y como muestra una de las fotos, los agentes no pueden abrir  las puertas , porque de lo contrario se caería y se harían añicos los señalados vidrios, donde concurren muchas mujeres con hijos por sus dramáticas situaciones que viven y donde van en busca, de una seguridad pública curiosamente a un lugar inseguro.

El viejo edificio se observa despintado y abandonado, por una total falta de mantenimiento desde hace años.

Según ha podido conocer La Colmena la dejadez del Equipo de Gobierno provincial con respecto al mantenimiento de las instalaciones de la Policía y sus recursos es evidente y se estaría incumpliendo al menos uno de los puntos recogidos en el programa de gestión de la actividad policial donde se fijaba como prioridad aumentar la satisfacción interna de la propia organización así como la exterior.

Comentarios
Compartir