Compartir

Con esta firme postura el bloque de Cambiemos se manifestó después de la sesión del martes donde fue sancionada la modificación a la Ordenanza complementaria 9040/17 que pone un freno al monopolio de la empresa de colectivos comunal San Juan Bautista, ex La 500, y por ende, seguirá ofreciendo un pésimo servicio a los usuarios varelenses.

Hoy, a propuesta del Ejecutivo municipal, el Concejo Deliberante de Florencio Varela derogó la cláusula denominada “antimonopólica” que había sido incorporada en la licitación de las líneas comunales de micros para evitar que una sola empresa pudiera seguir explotando todas las líneas y ramales conocidos como “La 500” que desde hace varios años están en poder de la empresa San Juan Bautista S.A..

Hoy el Departamento Ejecutivo y el Concejo Deliberante han sentado un mal precedente que mancha la institucionalidad y afecta el ejercicio de la democracia, porque tanto el proyecto enviado por el Intendente Interino como el apoyo de los Concejales que lo votaron son resultado de una “imposición” por la fuerza del apriete y de las amenazas (que sus propios protagonistas han reconocido expresamente en un documento).

El Ejecutivo propuso y el Concejo votó que “Una misma empresa puede ser adjudicataria de todas las líneas” (texto art. 4° de la Ordenanza Complementaria), y por más que se intente disfrazarlo de defensa de los derechos de los trabajadores (que ya estaban expresamente reconocidos y protegidos en los Pliegos de la Licitación) todos los que estuvieron presentes en la lamentable y escandalosa sesión del pasado 12-10-17 (concejales, funcionarios municipales, choferes, delegados de UTA, empleados, vecinos y periodistas) saben que no es así.

Y también saben que lo votado no beneficiará a la comunidad, que no habrá de mejorar la mala calidad de los servicios de “la 500”, que elimina toda posibilidad de sana competencia y que es en beneficio de una sola y determinada empresa.

Todo lo que carece de legitimidad de origen jamás será legítimo. Sobre una base torcida no se construye un edificio derecho. Por eso este Bloque de Concejales no aceptó legislar producto de presiones ni imposiciones; por eso no firmamos el Acta Acuerdo suscripta por el Ejecutivo, la UTA y otros bloques; y por eso no aceptamos legitimar con nuestra presencia el tratamiento de una derogación impuesta y forzada.

Siempre hemos estado y seguiremos estando dispuestos al diálogo, al debate y al consenso con todos los sectores de nuestra comunidad; a escuchar y explicar; a legislar para el bienestar y el progreso de nuestros vecinos, y también a realizar las rectificaciones que sean necesarias cuando el bien común lo justifica. Pero siempre velando por el interés de todos, de muchos, no el de alguna persona física o jurídica en particular.

BLOQUE DE CONCEJALES CAMBIEMOS

Comentarios
Compartir