Masacre de las chicas: revelan que el detenido no disparó

(22/02/2017)

Una pericia determinó que no tenía rastros en sus manos. Ahora su abogado pedirá la falta de mérito para que lo liberen. La querella no descarta que haya sido instigador.

Luis Esteban Weiman, el vigilador privado detenido por la masacre de Florencio Varela, no tenía rastros en sus manos de haber disparado un arma de fuego el día en que asesinaron a balazos a dos chicas e hirieron a otras dos que regresaban de bailar en un boliche nocturno, informaron hoy fuentes judiciales.

El dato surgió del peritaje de barrido electrónico realizado sobre muestras tomadas al acusado cuando fue apresado horas después del hecho, el 11 de este mes, y que luego analizaron los expertos del Poder Judicial en la Asesoría Pericial de La Plata en busca de restos de deflagración de pólvora.

Fuentes judiciales informaron a Télam que los resultados de este análisis fueron entregados hoy a las fiscales de la causa, Mariana Dongiovanni, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Florencio Varela, y María López, de la fiscalía de Violencia de Género de Quilmes.

Antonio Solivarent, uno de los abogados de Weiman (36), explicó que en las últimas horas también se concluyeron los peritajes a cuatro teléfonos celulares, dos de ellos pertenecientes al imputado

El letrado adelantó que a partir del resultado negativo del barrido electrónico pedirán esta semana al juez de Garantías Carlos Agüero que dicte la falta de mérito para su defendido por considerar que no existen pruebas suficientes que lo vinculen a la masacre

Sin embargo, Verónica Casamiquela, abogada del particular damnificado, dijo a Télam que más allá de los resultados de este peritaje que beneficia a Weiman no descartaba que éste haya "tercerizado" el ataque a tiros bajo el rol de instigador o autor intelectual

Para el defensor Solivarent, esta hipótesis es "descabellada" y reiteró que Weiman no tenía ningún motivo para atacar a las víctimas.

El letrado agregó que antes de pedir al juez Agüero la falta de mérito van a aguardar si alguna de las dos chicas heridas se presenta a declarar en la fiscalía, aunque los voceros judiciales consultados aclararon que hasta hoy no había ninguna novedad acerca de cuándo podría producirse esa diligencia.

Al respecto, la abogada Casamiquela confirmó que Magalí (16) ya fue dada de alta y que en las próximas se va a entrevistar con psicólogos que determinarán si está en condiciones de poder declarar.

Ayer, un peritaje balístico realizado por la Policía Científica bonaerense determinó que la pistola 9 milímetros marca Bersa secuestrada en el expediente no fue la utilizada en el hecho.

Según las fuentes, se trata del arma que le fue incautada a un sospechoso identificado como Maximiliano Adrián Mansilla (35), detenido el 13 de este mes, justamente porque tenía esta pistola con pedido de secuestro por robo en jurisdicción de la comisaría 7ma. de La Plata.

Los voceros explicaron que Mansilla continuará detenido pero por la "tenencia ilegal" del arma, ya que nunca fue imputado en la causa de las cuatro amigas atacadas a balazos

Lo que sí le confirmaron los peritos a las fiscales Dongiovanni y López es que en la masacre fue utilizada una sola arma calibre 9 milímetros.

Además, el lunes último se hicieron las ruedas de reconocimientos con Weiman y otro sospechoso, Adrián Abraham (31), y ninguno de los dos fueron reconocidos por los tres testigos presenciales del ataque.

La falta de pruebas que incriminen a todos estos sospechosos hizo que en las últimas horas los investigadores vuelvan a evaluar la hipótesis de un ataque criminal sin motivo cometido por algún tirador con problemas mentales, tal como se sospechó en las primeras horas del ataque.

Según esta línea investigativa, este ataque podría ser el primero en el que el tirador se animó a matar, pero no el único en el que haya disparado sin motivo, por lo que la Policía y las fiscalías buscaban otros hechos aislados con personas u objetivos baleados que puedan tener algún tipo de similitud.

La masacre de Florencio Varela fue cometida cerca de las 6 del sábado 11 de este mes, en avenida Senzabello y Los Andes, cuando las cuatro amigas regresaban a pie de bailar en el boliche "Santa Diabla", un local nocturno ubicado en las inmediaciones, y se encontraban en una parada de colectivos.

Allí, Denise Juárez (17) recibió nueve tiros y Sabrina Barrientos (16) cuatro, y ambas murieron en el lugar, mientras que Némesis (15) fue herida de tres balazos y Magalí de dos.

Fuente: Télam

 

¿Quiere Comentar el artículo?

Otras imágenes del artículo

El artículo no tiene más imágenes que la que se muestra

copyright 2014 - La Colmena en Red - Todos los Derechos Reservados
Sitio Realizado por RS-PRODUCTORA. Te: 155 5946 3481